Política

Por la estabilidad a maestros, alumnos y freno a deterioro de las finanzas, federación debe asumir la nómina educativa: Adrián López

Morelia; Michoacán.- “La determinación de reintegrar la nómina de los servicios educativos del nivel básico a la Federación traerá consigo beneficios importantes para Michoacán y para los propios maestros, quienes además de recibir su salario de manera oportuna, no tendrán pagos diferenciados y se generará estabilidad financiera en la entidad”, subrayó Adrián López Solís, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura local.

Esta decisión del gobernador Silvano Aureoles Conejo, consideró, ha sido la correcta, ya que se mejorarán las condiciones laborales de los maestros, quienes podrán dedicarse de tiempo completo a sus actividades docentes, lo que beneficiará a los estudiantes.

Asimismo, recordó que Michoacán viene arrastrando, desde hace varias administraciones estatales, serias dificultades económicas para cubrir el pago de salarios y prestaciones de los maestros, lo que ha complicado el desarrollo del estado, principalmente porque, año con año, tienen que abocarse a gestionar más de 5 mil millones de pesos para hacer frente a las necesidades que se tienen en el sector educativo.

Resaltó la importancia de la federalización educativa, a fin de frenar el deterioro a las finanzas estatales, aunado a que se terminaría con la doble negociación salarial. Además de brindar certeza salarial a los maestros estatales, ya que todos recibirían su pago por parte de la Federación de manera directa.

Ahora bien, consideró que el tiempo que el gobierno estatal enfoca en la gestión de recursos para el pago de la nómina de los maestros, lo podrá canalizar ahora a gestionar para mayores obras y acciones en Michoacán.

Adrián López refirió que el acuerdo nacional para la modernización de este sector, firmado en 1992 no se ha cumplido, ya que la Federación durante muchos años no entregó los recursos suficientes y necesarios para el sostenimiento del sector.

“Además que en Michoacán en el 2007 no se firmó el acuerdo para la calidad educativa, con lo cual perdió la posibilidad de acceso a las plazas federales en detrimento a las finanzas estatales, ya que desde entonces a la fecha se otorgaron más de 7 mil plazas con cargo al erario estatal, aunado a que, en 2014 a la firma del convenio para la conciliación de plazas no se transfirieron a la Federación más de 18 mil que ya cumplían con los requisitos para ser incorporadas al FONE y con ello despresurizar la situación financiera del Gobierno del Estado”.

“Es evidente que este acuerdo con el paso de los años se convirtió en una grave afectación a las finanzas estatales, debido al incumplimiento de la Federación a los principios establecidos”, señaló.

Coincidió en que la situación actual ha generado un daño patrimonial al estado, ya que el convenio ha sido nocivo, mismo que no sólo ha afectado a la entidad, sino también a los maestros y alumnos, por el grave desequilibrio en las finanzas públicas estatales.

El líder de la bancada perredista recalcó que la nómina de los maestros la debe de pagar el Gobierno Federal, tal y como sucede en la Ciudad de México, al señalar que la Federación es la responsable de elaborar y aplicar la política educativa, mientras la participación de los estados debe ser solo concurrente.

Artículos Relacionados

Close