Deportes

México jugaría a puerta cerrada como castigo por el ‘grito homofóbico’

La Selección de México no descarta tener que disputar sin público su próximo partido por la Copa de Oro por el grito homofóbico, advirtió el lunes el presidente de la federación mexicana.

México ya fue penalizado por la FIFA y deberá jugar sin espectadores dos partidos oficiales como local debido a que sus hinchas profirieron el grito durante el torneo preolímpico realizado en Guadalajara en marzo pasado. Los dirigentes mexicanos esperan probables castigos por el mismo motivo en partidos de la Liga de Naciones de la CONCACAF y ahora en la Copa de Oro.

El más reciente incidente se produjo durante el partido contra Trinidad y Tobago el sábado pasado, y que puso en marcha el torneo de selecciones de la confederación regional. Al escucharse el grito en las gradas del estadio de Arlington, Texas, el árbitro ordenó una breve suspensión del duelo que acabó con un empate 0-0.

“Condenamos el grito en su totalidad”, dijo el lunes el presidente de la Federación Mexicana de Futbol. Yon de Luisa.

El dirigente señaló en una rueda de prensa que trabajan con la CONCACAF y la empresa Soccer United Marketing — a cargo de la logística del torneo — para evitarlo.

“Hay una opción de jugar a puerta cerrada el próximo partido, no tenemos nada seguro y en las próximas horas tendremos comunicación directa con la CONCACAF”, agregó.

México enfrentará a Guatemala el próximo miércoles en el Cotton Bowl, de Dallas.

La expresión que los aficionados lanzan contra los arqueros rivales durante los despejes y que es considerada ofensiva contra los homosexuales, desapareció en partidos amistosos realizados en Atlanta, Nashville y Los Ángeles previo al arranque del torneo regional, pero apareció con fuerza en el estadio AT&T de Arlington el sábado pasado.

Related Articles

Back to top button