NoticiasTendencias

La Iglesia no puede esconderse ante la injusticia y la opresión: Carlos Garfias

Octavio Ortiz García / MoreliActiva

Morelia, Michoacán.- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, aseguró que la Iglesia Católica no puede esconderse ante la carencia, la injusticia y la opresión.

“El Papa ha dicho que ante la carencia, la injusticia y opresión la Iglesia no puede esconderse, está llamada a escuchar los gritos de los necesitados”, afirmó.

De este modo, enfatizó que el Papa Francisco ha señalado que la crisis que se vive en Aguililla es contraria a la voluntad de Dios, pues aseguró que él desea que sus hijos vivan en un clima de seguridad y armonía.

Así, pidió a toda la sociedad de Michoacán que construya la paz, la cual calificó como el rasgo principal de Dios.
“Sigamos juntos para construir la paz, Shalom, es el don del amor de Dios, es Jesucristo mismo… le pido al señor seguir siendo constructor y artesano de la paz”, dijo.

De este modo, el prelado agradeció a todos aquellos que se han comprometido o ayudado con sus iniciativas de paz y de reconciliación. Y remarcó que la Iglesia Católica estará presente para ayudar a toda iniciativa para la mejora de la sociedad.

Asimismo, pidió a todos que se amén unos a los otros y que haya perdón entre los michoacanos.

De este modo, fue como hoy en la Catedral de Morelia el arzobispo Carlos Garfias emitió su homilía en la misa que ofreció para la celebración de su XXV Aniversario Episcopal.

Observar que en esta celebración se hizo presente la Pastoral de Pueblos Indigenas, por lo que desfilaron ante el altar de Catedral innumerables indígenas de todas las etnias en la entidad y una banda de música.

Indicar que asistieron a este aniversario centenas de feligreses, padres de todo el país y también hizo presencia el Gobernador Silvano Aureoles, el ex candidato al gobierno Carlos Herrera y el edil electo de Morelia, Alfonso Martínez: empero no asistió el gobernador electo Alfredo Ramírez.

Cabe señalar que el arzobispo nació en Tuxpan el 1 de enero del 1951 y estudió en el Seminario Diocesano de Morelia, y antes de ser nombrado obispo, fue formador de padres en el mismo seminario capitalino. Además, el arzobispo fue obispo de Altamirano, Nezahualcóyotl y Acapulco, antes de ser nombrado jerarca de la Catedral de Morelia.

Related Articles

Back to top button