Política

Diputados salientes se llevan hasta las sillas

El viernes pasado, fue el último día de los diputados de la LXIII Legislatura en el palacio de San Lázaro y aprovecharon para llevarse televisores, equipos de sonido y hasta sillas.

La Cámara de Diputados les dio a los legisladores como fecha límite el 10 de agosto para sacar todas sus cosas de sus oficinas, sin embargo, desde 31 de julio, comenzaron la mudanza en secreto.

Ese día, diputados perredistas hasta retuvieron por la fuerza a dos camarógrafos y a un fotógrafo, luego los obligaron a eliminar sus fotos de la mudanza. El 1 de agosto, el presidente priista Édgar Romo ofreció disculpas a los periodistas y anunció que sería investigado lo ocurrido.

“Ustedes tienen libertad de tránsito por todo el recinto, por todos los edificios que componen la Cámara y, además, la libertad de informar a la hora y el momento que ustedes desean”, expresó Romo, sin embargo, los legisladores continuaron con su operación.

En las oficinas que estaban abiertas había cajas cerradas y los cuadros ya estaban descolgados y hasta envueltos en hule espuma, mientras que en las oficinas que tenían sellos de seguridad, sólo tenían el escritorio y el teléfono.

Los empleados no permitían tomar fotos ni tomar video, incluso una mujer que cargaba una pantalla junto a las oficinas del PRI dijo “Esta es un área privada” y argumentó que sólo era para documentar el cambio de oficinas.

De acuerdo con el diario Reforma, desde abril, la bancada del PRD se llevó todo el equipo a su área de prensa. “Dijeron que el equipo que se había comprado se le iba a donar al Comité Ejecutivo Nacional del PRD”, comentó uno de los empleados.

Con información de Radio Formula

Artículos Relacionados

Close